Editorial Valdemar venta directa en Madrid: Librer�a Opar

HASTA NUEVO AVISO SE SUSPENDE LA VENTA ONLINE

  Inicio » Catálogo » El Club Diógenes » CD-095 Mi cuenta  |  Ver cesta  |  Realizar pedido   
Colecciones
Avatares
Clásicos
El Club Diógenes
Gótica
Gran Diógenes
Histórica
Intempestivas
Letras Clásicas
Planeta Maldito
Sherlock Holmes
El gato negro
El padre Brown
Frontera
Grangaznate
Insomnia
Selecta
VALDEMAR/ES POP
CAMISETA
Información
La editorial
Distribuidores
Código abierto
Temas más
Seguro que el músico resucita
Miguel Rellán  



Colección: El Club Diógenes / CD-095
año: 1998
ISBN: 84-7702-230-5
págs: 240


precio: 12,70EUR

«Mal que me pese, los Cuchimanes somos nosotros, mi familia, una cuadrilla de locos exaltados, un cataclismo completo de majaras condenados al agobio de la carne y al fanatismo sexual por culpa de un lastre genético que nos deforma de arriba abajo lo poco bueno que quedó a los hombres después del pecado original.» Así comienza Miguel Rellán (que tanto nos ha deleitado ya desde los fotogramas de sus múltiples e impagables incursiones en el celuloide) su primera novela, una narración jugosa, plena de ingenio y humor, disparatada e hiperbólica, en la que se mezclan influencias dispares, como el surrealismo, el Siglo de Oro, el humor negro «a la española» y el esperpento fantástico e hiperbóreo. El asunto de la novela, la vida y milagros, las aventuras y desventuras de algunos ilustres especímenes de la irrepetible estirpe de los Cuchimanes, se va desgranando en episodios, a cual más sorprendente y delirante, que nos muestran con certeras pinceladas personajes lunáticos, extravagantes, o sencillamente tarados: Diente de Ajo, Luquitas el Cuajado, Doña Sumergida, el peligroso tahúr Salomón Mascareña, La Fósfora, etc., a los que se une una sangre común y un físico imposible (para colmo nacieron casi todos sin el tapón de la lujuria), de manera que en el mismo tronco familiar pueden encontrarse santones perdularios y verracos, sacamantecas de medio pelo, místicos y apóstatas, furcias incompetentes y aparatosos papanatas, todos igualados por el desamparo, la incongruencia y el carácter desajustado de los artistas.

Tales son los ingredientes que emplea Miguel Rellán en Seguro que el músico resucita, que sin duda deleitará, divertirá e instruirá al lector que acierte a adentrarse en sus sabrosas páginas.

 
temas relacionados: Humor Negro
Literatura española


Compras más
0 productos
Sugerencias más
Canciones de un soñador muerto
Canciones de un soñador muerto
Búsqueda rápida
 
Buscar autor o título
Búsqueda avanzada

Editorial Valdemar, Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial - 2001